jueves, 29 de diciembre de 2011

“El papel de la Escuela de la Acción en la República” (1985), en Guadalupe Monroy Huitrón, Política Educativa de la revolución 1910-1940, México, SEP, pp.81-83

La Escuela de la Acción obedece a un impulso de mejoramiento realizado por el estimulo entre el movimiento renovador del país, y los progresos que la educación ha alcanzado en el terreno especulativo y en el de la practica. La Escuela de la Acción ha ahuyentar el “intelectualismo” y el “verbalismo” y la enseñanza libresca el niño viva una vida rica y completa de niño; que sus actividades escolares estén en conexión con el lugar y la comunidad; que tenga un espíritu activo e investigador; que observe, compare los motivos del trabajo escolar serán centros de interés para la disposición a la adquisición de conocimientos; que enriquezca la cultura, desarrolle una preparación pre vocacional, adquiera hábitos de cooperación y a su vez fortifique su carácter moral. El educando, atravéz de su actividad mental, penetra en la corriente de progreso material y espiritual de la sociedad. En la Escuela de la Acción no se introduce por su valor intrínseco sino por ser medios para basar la enseñanza siguiendo el precepto “aprender haciendo”. La función de la escuela primaria dentro de la sociedad: enseñar al niño a las prácticas que corresponden sus necesidades, experiencias e intereses y no a las necesidades y experiencias de los adultos. La Escuela de la Acción obliga al alumno a despertar a su iniciativa y a sus energías dándole confianza acostumbrándolo a la observación a fin de que encuentre todo lo que el medio le ofrece para su beneficio fomentando los hábitos de trabajo manuales, industriales y agrícolas. Lo introduce a las actividades que rodea a la escuela para que perciba los problemas que se le han de presentar y que afinen sus inclinaciones profesionales socializando su labor en las prácticas de cooperación de ayuda mutua en una palabra servicio social. Aquí lo que se trata de hacer es ir mas allá del contexto y la educación habitual, que el estudiante se involucre en los temas, que se vuelva critico, desarrolle plenamente todas y cada una de sus habilidades para que enriquezca su mente preparándose para un mundo lleno de posibilidades dándole con esto armas para un futuro profesional más amplio y satisfactorio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada